La primera comunión la toman un día concreto, pero la etapa en la que se encuentran es un periodo transcendental, emotivo y maravilloso. Se trata de un paso muy importante en sus vidas, la transición desde la niñez a la adolescencia es un momento vibrante y gracias a las fotografías que les dedicamos pueden tener un magnífico recuerdo de esos últimos momentos siendo niños. En tan solo unos años van a tener un cambio gigantesco, se van a ir consolidando sus personalidades y darán forma a sus pasiones, sus gustos e irán definiendo cada vez más sus rasgos auténticos e inimitables.